No Me Animo a Hacerme el Test de VIH

QUÉ ES EL VIH | QUÉ ES EL SIDACÓMO SE TRANSMITE
CÓMO SE DETECTA | CÓMO SE PREVIENE
TUVE UNA SITUACIÓN DE RIESGO
OTRAS ITS | MITOS Y VERDADES SOBRE EL VIH

El someterse a una prueba del VIH puede ser muy estresante. Hace que tu mente se centre en el riesgo real, aunque pequeño, de que puedas tener el virus.

A pesar de que la gran mayoría de los resultados de los tests que se hacen son negativas, la preocupación sigue estando presente. También resulta estresante porque si la situación de riesgo fue reciente, será necesario esperar un tiempo para saber si tenés VIH.

Por lo general, este nivel de estrés suele ser manejable. Sin embargo, hay personas para las que el VIH puede convertirse en una obsesión insana que no guarda proporción con su nivel real de riesgo. A menudo, este estrés puede empeorar si existe un sentimiento de culpa relacionado con las circunstancias en que se produjo la exposición al virus. Por ejemplo:

  • Si solés usar preservativo pero justo esa vez no lo hiciste o dio la casualidad de que el preservativo se rompió;
  • Si se trata de tus primeras experiencias sexuales, cualquiera sea tu edad;
  • Si has probado nuevas experiencias: si sos un hombre que suele mantener relaciones heterosexuales y practicaste sexo con otro hombre o una persona trans por primera vez.
  • Si estás en una relación pero tenés sexo con otra persona que no es tu pareja;
  • Si pagaste o recibiste dinero por sexo;
  • Si te agredieron sexualmente.

Obsesionarse con el VIH puede acabar desencadenando problemas psicológicos no relacionados con el riesgo real.

También existe la preocupación por las parejas sexuales que se tengan. Si el riesgo se debió a una experiencia sexual fuera de la relación principal, puede suponer cambios en tu vida sexual con tu pareja hasta que tengan los resultados de la prueba.

La preocupación y el estrés pueden causar síntomas que algunas personas atribuyen al VIH, especialmente si la preocupación les impide dormir. Un psicólogo o un profesional comunitario puede ayudarte con estos problemas.

Asimismo, es conveniente que luches contra la tendencia a creer que lo peor va a suceder. La vida es complicada y, a lo largo de ella, es normal hacer cosas de las que no siempre se está satisfecho después.

No obstante, si el resultado de tu prueba es positivo, hay muchas cosas que puedes hacer. Un virus diminuto puede complicar tu vida, pero la mayor parte de las personas siguen disfrutando de la salud y la vida que tenían antes.

Tu salud no va a estar determinada por el VIH. Actualmente, la esperanza de vida de las personas con VIH que tienen acceso a tratamientos de última generación es similar a la de una persona sin el virus.

QUIENES SOMOSQUÉ HACEMOSVIH | TRATAMIENTO
VIVIR CON VIH | FORO | CONTACTO
VOLVER AL INICIO