Otras ITS

OTRAS ITS

Son infecciones que se transmiten de una persona a otra durante una relación sexual. Pueden ser producto de más de treinta tipos de virus, bacterias y parásitos y afectan a todas las personas por igual: varones, mujeres, cis o trans, de cualquier edad y orientación sexual.

Se transmiten de una persona a otra durante una relación sexual vaginal, anal u oral sin alguna barrera de protección. Las ITS se pueden transmitir por sangre, semen, líquido preseminal o fluido vaginal y pueden no mostrar síntomas. Algunas veces solo se detectan con un examen médico como análisis de sangre u orina.

Las más frecuentes son:

La presencia de algún tipo de infección de transmisión sexual o hepatitis en personas que viven con VIH es bastante frecuente. Muchos de los casos de VIH notificados tienen también hepatitis B y es bastante común la co-infección con hepatitis C. También es frecuente la asociación de los tres virus a la vez. La prevención y/o el tratamiento de estas infecciones es fundamental para evitar complicaciones y tener una buena calidad de vida, independientemente de tu estado serológico.

¿Cómo se detectan?

Las ITS pueden no mostrar síntomas. Algunas veces solo se detectan con un examen médico como análisis de sangre u orina. En caso de embarazo, es importante que ambos padres se realicen los análisis para poder tratarse, de ser necesario, y evitar la transmisión al bebé.

¿Cuáles son sus Síntomas?

Los principales síntomas de las ITS son:

  • Lastimaduras en la zona genital, con o sin dolor.
  • Secreciones de pus en los genitales (vagina y pene) o en el ano.
  • Ardor al orinar.
  • Flujo genital u anal diferente al habitual.
  • Dolor en la parte baja del abdomen.
  • Lesiones en la boca o manchas en la piel.
  • Verrugas genitales.

Ante alguno de estos síntomas es importante hacer una consulta en el hospital o Centro de Salud más cercano.

¿Cómo se Tratan?

La mayoría de estas infecciones son tratables, y muchas de ellas pueden curarse. Si no se tratan pueden producir, de acuerdo al tipo de infección, diferentes problemas de salud:

  • Infertilidad tanto en hombres como en mujeres.
  • Dolor crónico en la pelvis.
  • Predisposición o mayor riesgo de tener embarazo ectópico (en una trompa).
  • Problemas neurológicos.
  • Pueden aumentar la posibilidad de adquirir VIH.
  • El VPH no tratado puede relacionarse con algún tipo de cáncer.
  • Algunas pueden pasar al bebé durante el embarazo, parto o cuando se amamanta.
  • Algunas pueden presentar cuadros generalizados (cuyas consecuencias se expresan en todo el cuerpo).

¿Cómo se previenen?

La mayoría de las ITS se pueden prevenir usando preservativo (masculino o femenino) o campo de látex desde el comienzo y durante toda la relación sexual.

El Calendario Nacional de Vacunación incluye la vacuna contra la hepatitis B para toda la población y contra el VPH para niños de 11 años y niñas nacidas a partir del año 2000.

Anuncios