Efectos Secundarios

Adherir al Tratamiento | Cómo Leer Mis Análisis
Enfermedades Oportunistas | Indetectable = Intransmisible
Vacunas y VIH | Cura del VIH

Es cualquier evento diferente al objetivo del tratamiento: bajar la Carga Viral. Los antirretrovirales, como todos los medicamentos (y cualquier sustancia que ingresa al organismo) repercuten en el cuerpo, muchas veces de maneras no deseadas o incluso nocivos según el medicamento. 

Los efectos secundarios del tratamiento antirretroviral varían de una persona a otra y en la misma persona a lo largo del tiempo. Antes de iniciar el tratamiento con cualquier medicación, preguntá cuáles son sus efectos secundarios. A continuación te dejamos una lista con algunos de los efectos adversos más comunes y poco frecuentes de los tratamientos actuales, cortesía del Grupo de Trabajo sobre Tratamientos Antirretrovirales (GttVIH).

Cuanto mucho, cualquier efecto secundario debería ser moderado, existe sólo un pequeño riesgo de que se produzcan efectos secundarios graves, y deberían ser detectados rápidamente por un cuidadoso seguimiento de rutina. 

La mayoría de las personas que padecen efectos adversos comentan que lo peor se pasa durante las primeras dos semanas del tratamiento, siendo lo más común es que disminuyan al poco tiempo. Sin embargo, esto no implica que solamente podamos padecer efectos secundarios al inicio del tratamiento: cambios en nuestra rutina y en la forma de tomar la medicación pueden repercutir en la forma por la que el cuerpo procesa la medicación.

Los efectos secundarios más frecuentes pueden ser:

  • Insomnio o sueño entrecortado,
  • Pesadillas, cansancio,
  • Fatiga,
  • Somnolencia,
  • Angustia,
  • Rush cutáneo,
  • Coloración amarilla en la piel,
  • Urticaria,
  • Erupciones,
  • Vómitos,
  • Náuseas,
  • Diarrea,
  • Dolores estomacales,
  • Acidez,
  • Falta de concentración o memoria.

En definitiva, cada cuerpo es un mundo. Cada persona habrá de procesar las distintas drogas de manera diferente (así como de distinta forma en distintos momentos), por lo cual es difícil de saber con certeza, por no decir imposible establecer si cada cosa que percibamos constituye o no un efecto secundario. La única manera de comprobarlo sería interrumpiendo ese tratamiento antirretroviral en particular.

¿Qué Hago Si Tengo un Efecto Secundario?

Si estás padeciendo efectos adversos es necesario que se lo comuniques a tu médicx, especialmente si ya ha pasado un tiempo prudencial en el que tu cuerpo se hubiera podido adaptar a la medicación. Un efecto adverso puede o no ser razón de un cambio de esquema de medicación.

En general, lxs médicxs suelen ser bastante reacios para cambiar los esquemas de medicación para no exponernos al desarrollo de una poible resistencia espontánea (las cuales pueden ser sumamente perjudiciales en la disponibilidad de opciones de drogas para combatir el virus), pero si realmente necesitaras hacer un cambio de medicación es tu derecho hacerlo saber y reclamarlo. Después de todo, quien tiene que tomar la medicación sos vos. Para con tu cuerpo, la decisión final es tuya.

Muchos efectos secundarios causados por el tratamiento antirretroviral pueden ser combatidos utilizando (o evitando) algunos alimentos y bebidas. Abajo encontrarás algunos tips para lidiar con algunos efectos secundarios frecuentes:

NáuseasBanana, arroz, puré de manzana
Jengibre en todas sus formas: tomarlo en té, ginger ale, galletas.
Tratar de no beber líquidos al mismo tiempo que se come.
Comer alguna mínima colación antes de levantarse de la cama.
No tener el estómago vacío: tratar de comer pequeño cada 1-2 horas.
Evitar comidas grasosas o fritas, dulces en exceso, comidas picantes o con olores fuertes.
Problemas bucales o para tragar:Evitar comida dura o crocante, como vegetales crudos, y optar por verduras cocidas o frutas suaves (bananas o peras, por ejemplo).
Evitar comidas y bebidas muy calientes, alimentos fríos y a temperatura ambiente le resultarán más cómodos a tu boca.
No comas comes picantes, pueden hacer que tu boca arda.
Probá comiendo cosas suaves como puré, yogurt o avena, así como ricota, huevos revueltos y conservas.
Refrescá tu boca con agua constantemente. Esto la humedecerá, removerá partículas de comida que hayan quedado y contribuirá a que la comida sepa bien.
Intentá no comer naranjas, uvas o tomates, los cuales se caracterizan por tener mucho ácido y harán que te arda.
DiarreaProbá comiendo bananas, arroz y puré de manzana.
Mantenete hidratado con líquidos que no tengan cafeína.
Limitá el consumo de gaseosas y bebidas azucaradas.
Evitá comidas grasosas y picantes.
Evitá la leche y productos lácteos.
Comé porciones pequeñas y colaciones cada 1-2 horas.

¿Cuál es el Límite para Tolerar un Efecto Secundario?

Cuando estás experimentando un efecto secundario, una de las preguntas más comunes que te haces es cuánto tengo que aguantar si algo me molesta. La medicación tendría el propósito de hacernos bien a la salud y evitar que nos enfermemos, de permitirnos vivir nuestra vida lo más normalmente posible.

Sin embargo, esto no es siempre tan sencillo. Los efectos secundarios no son todos iguales ni todos los esquemas de tratamiento tienen los mismos efectos, tampoco impactan en todas las personas de la misma forma. Cada cuerpo es un mundo.

Entonces ¿cómo podés saber cuando decir basta? Cuánto tolerar es una pregunta cuya respuesta es muy personal, producto de la evaluación de tu caso personal. Y es una decisión que tiene mucho sentido y que responde a la experiencia de vida de une como persona que vive con VIH. Cuestionar eso sería violentar nuestros derechos como pacientes y nuestro derecho a una salud integral más allá del control de la Carga Viral.

Algo que te pudiera ayudar a que hagas esa auto-evaluación podría ser que este fino límite entre lo tolerable y lo intolerable puede radicar en lo que un presunto efecto secundario compromete tu funcionalidad en una base diaria, en cómo se ve afectado tu desempeño en las cosas de todos los días.

Quizás en un primer momento te veas un poco más impedidx de llevar adelante tus cosas con normalidad, pero esto no debiera prolongarse demasiado. El tratamiento no te tiene que limitar tener que sentirte bien ni obligarte a que te adaptes a él, al contrario: es el tratamiento el que se debe de adaptar a vos. 

QUIENES SOMOSQUÉ HACEMOSVIH 
VIVIR CON VIH | ENCUENTROS NACIONALES | FORO | CONTACTO
VOLVER AL INICIO