Jóvenes argentinos debatieron cómo empoderarse y hacerle frente al VIH

Compartimos la nota que escribio el Profesor y activista de la RAJAP Mariano Massone*  en el portal de Corresponsales Claves sobre el III Encuentro Nacional de la Red Argentina de Jóvenes y Adolescentes Positivos.

En el marco del Tercer Encuentro de la Red Argentina de Jóvenes y Adolescentes Positivos (RAJAP), se creó un espacio propicio para que los jóvenes debatieran sobre problemáticas muy importantes como el aborto, el federalismo de la red, la burocracia y el acceso al tratamiento antirretroviral, entre otros temas.

En la ciudad de Buenos Aires, durante los días 6, 7 y 8 de septiembre, se reunieron alrededor de 70 jóvenes con el fin de debatir, acompañarse, darse contención pero, sobre todas las cosas, empoderarse como agentes de cambio.

Varios debates salieron a la luz en esos días. En algunos momentos, algo de tensión se respiraba en el aire cuando, por ejemplo, un joven activista de Tucumán exigía:“Necesitamos información y datos para poder trabajar en nuestra provincia” o cuando otro, de San Juan, planteaba la falta de trabajo de base que den soporte a ciertas reuniones de alto nivel como Cairo+20. “Es muy lindo todo lo de Cairo+20 pero creo que se queda en un tratado de buenas intenciones”, arengaba éste desde el fondo de la sala. No se dejó de lado tampoco el debate que se abrió cuando un activista de Córdoba relacionó la negativa de la legalización del aborto por parte de la presidenta argentina y su relación afectuosa con el papa Francisco I.

Lo positivo de esta reunión es que varios planteamientos que muchas veces nos hacemos solos en nuestras casas salieron a la luz en la pluralidad de voces que pudieron dialogar y debatir. Según Victoria Pedrido, coordinadora de UNFPA Argentina, “el nivel de debate en esta reunión es enorme. Parecen los debates que se dan a nivel de Cairo+20”.

Otra problemática que se trató en profundidad fue el acceso al tratamiento antirretroviral y su relación con las obras sociales. Una militante trans de Río Negro expresó: “En Fernández Oro no hay infectólogo y tengo que viajar para buscar la receta. Encima el infectólogo que me atiende, me atiende de forma privada.” Otro joven de Misiones dijo,“Es absurdo que todos los meses hagamos un millón de papeles para tener los antirretrovirales como si nos curásemos del VIH de un mes a otro. ¿No se dan cuenta los burócratas que es una enfermedad crónica?”

A todo esto, Fabio Núñez, del área de derechos humanos de la Dirección Nacional de Sida y ETS, respondió: “Las obras sociales funcionan como empresas privadas y lo que quieren es que te canses de tanto reclamar para tener un usuario menos del servicio”. También, instó a todos los que estábamos en la sala a hacer nuestros reclamos a la Dirección Nacional de Sida y ETS para que se termine el abuso por parte de las obras sociales. “Desde la  Dirección tenemos la obligación de dar una respuesta a estos problemas, sobre todo de antirretrovirales, en menos de 48 horas”.

El momento emotivo del evento lo puso una madre seropositiva cuando compartió su miedo de decirle a su hijo de tres años sobre su condición serológica. En este momento, se vio la capacidad de los y las compañeras de la RAJAP para contener a esta madre y apoyarla en su proceso de crecimiento junto a su hijo.

Al final del segundo día se dio una larga asamblea donde se debatió la estructura de la red. Después de esto, se votó y se eligieron  como representantes de la misma a Carlos Fiorentino, Matías Romero y Juan Manuel Antognazza. Mariana Iacono, fundadora de la RAJAP y actual directora ejecutiva de la Red Argentina de Mujeres con VIH/Sida (RAMVIHS), explicó a los nuevos integrantes de la red la crisis de representatividad que se produjo en la misma en los dos años anteriores: “La red va bien, es un proceso largo y no todos quieren ser líderes o activistas. Hemos tenido una crisis de liderazgos porque nadie tomó conciencia de qué responsabilidades lleva ser líderes”.

También se debatió si se debía mantener el sistema de organización de la red de los dos años anteriores, es decir, un triunvirato de tres representantes o si se debía descentralizar y poner un referente por provincia o región de la Argentina. Después de varias idas y venidas, se llegó al acuerdo de que se debía mantener el triunvirato y que, además, se debía crear una mesa ampliada con referentes de cada región que  intervinieran en la toma de decisiones.

Casi a la una de la mañana terminó la segunda jornada, después del taller de adherencia a la vida; con luces leves y todos sentados en el piso y en ronda, se dio el espacio propicio para que cada uno contara su experiencia de vida y cómo le está yendo con el tratamiento.

*Mariano Massone es activista de la Red Argentina de Jóvenes y Adolescentes Positivos (RAJAP) y militante del Movimiento Evita. Vive en Luján, Provincia de Buenos Aires, Argentina. Es profesor de Lengua y Literatura en varios colegios públicos, poeta y, actualmente, escritor de aguafuertes en la revista Maten al Mensajero. Participó en el staff de la revista de poesía Plebella y en la revista virtual sobre literatura y arte actual No- Retornable.

Anuncios