Bienvenido

Destacado

Te damos al Bienvenida al Sitio de la Red Argentina de Jóvenes y Adolescentes Positivos y afectados por el VIH/sida. En este espacio te vas a poder expresar libremente, aclarar tus dudas respecto al VIH/sida, ponerte en contacto con nosotros y participar en nuestras actividades si lo deseas o simplemente ser escuchado, te animamos a escribirnos, con gusto te responderemos! NO ESTAS SOL@!!!- Red Argentina de Jóvenes y Adolescentes Positivos -

La RAJAP dijo presente en la 23ª Marcha del Orgullo con las Jornadas de Capacitación LGBTIQ para jóvenes activistas de la respuesta al VIH

 

Los pasados 15 y 16 de noviembre, con apoyo de la Dirección de Sida y ETS y de la Dirección Nacional de Juventud, casi 50 jóvenes positivxs de todo el país se reunieron en Buenos Aires para participar de la semana del orgullo LGBTIQ.

El sábado desde temprano, recibidos por Carlos Falistocco Director de Sida y ETS , junto a Nadia Tevez y Martín Rosa, Coordinadores Nacionales de la Red Argentina de Jóvenes y Adolescentes Positivos, iniciaron una larga jornada en la que charlaron sobre activismo, historia de la diversidad sexual y su relación con la respuesta al VIH, Derechos Humanos y las acciones necesarias para su exigencia junto a grandes referentes de la temática. Con la presencia de Lohana Berkins, Gustavo Pecoraro, Pedro Paradiso Sottile y Fabio Núñez en las mesas, las y los jóvenes salieron cargados de energía a realizar una acción de visibilización en la 23ª Marcha del Orgullo LGBTIQ, en la cual empapelaron Av de Mayo con afiches de la Red, repartieron volantes a lxs presentes y marcharon con mucha alegría alzando la bandera de la RAJAP.

El domingo, las y los jóvenes realizaron al aire libre una reflexión sobre lo vivido el día anterior y junto a Lucas Gutierrez (Autor de la nota “Soy mucho más que una persona con VIH compartieron sus experiencias en un íntimo taller sobre visibilidad.Una vez más, las y los rajaperxs demostraron y se demostraron que son una gran familia, que trabajan desde el amor, y que son la generación encargada de terminar con el estigma y la discriminación hacia las personas con VIH.

1487897_1000508143312329_1353508169145986833_o

 

#Novedades

La Red Argentina de Jóvenes y Adolescentes Positivos -RAJAP- colabora en un proyecto de investigación de la Dirección de Sida y ETS del MInisterio de Salud de la Nación, con el apoyo de ONUSIDA y UNICEF, encuestando a Adolescentes y Jóvenes con VIH diagnosticados recientemente para el diseño de políticas públicas especiales destinadas a nuestra franja etaria.

Estamos buscando experiencias para mejorar nuestro futuro!

Sumate! Ponete en contacto!
10419424_859063317438169_5989980054477785673_n (1)

RAJAP participó de una mesa redonda sobre jóvenes y diversidad sexual en la Universidad de La Plata

Compartimos con ustedes la participación que tuvimos este miércoles en la Facultad de Periodismo y Comunicación Social en la Universidad de La Plata. RAJAP estuvo debatiendo sobre jóvenes y diversidad sexual.

En el marco del IV Congreso de Jóvenes, Medios e Industrias Culturas (JUMIC) que se está desarrollando en la Facultad de Periodismo y Comunicación Social de la UNLP, tuvo lugar una mesa redonda sobre jóvenes y diversidad sexual en la que se mantuvieron diálogos sobre inclusión y vulnerabilidad de derechos. La misma contó con la coordinación de la Cátedra Libre sobre Comunicación Política.

En la actividad disertaron la licenciada Paula Ferro; el director de Medicina Comunitaria, Pablo Kohan; la secretaria de Juventud de la Federación Argentina LGBT, Julieta Calderón; el magister, docente e investigador, Flavio Rapisardi; la licenciada, docente y presidenta de la asociación civil OTRANS, Claudia Vásquez Haro; el estudiante e integrante de la Red Argentina de Jóvenes y Adolescentes Positivos (RAJAP), Franco Aguirre; la creadora de RAJAP, Mariana Iacono; y el integrante de la organización Capicüa, Alan Otto Prieto.

Rapisardi planteó que el objetivo del encuentro era debatir en ámbitos de juventud la noción de pluralidad, las realidades políticas y estudiantiles que se presentan en la facultad. En el mismo sentido, Paula ferro agradeció el lugar que brinda esta unidad académica para conversar sobre estos temas e hizo alusión al recorrido que se llevó a cabo para que la diversidad tenga voz y se les reconozcan a estos grupos silenciados, los derechos dentro de un pueblo heterogéneo.

El director nacional de Medicina Comunitaria, Pablo Kohan, habló del programa de Salud Sexual en el que desarrollan guías para la atención integral de la población y la reorganización a partir de la Ley de Identidad partiendo de una base en la que las instituciones se adaptan de una lenta y mala manera a la proclama: “A veces con las sanciones de las leyes parece que la lucha se termina ahí y es todo lo contrario, el trabajo a nivel institucional recién empieza cuando se logran reglamentar las leyes” y argumentó que en la medicina hay que negociar con instituciones “muy arcaicas”.

En relación a esto, Franco Aguirre y Mariana Iacono expusieron, a partir de su condición de portadores de VIH y miembros de la RAJAP, el maltrato y violencia institucional que viven día a día al hacer uso del sistema de salud: “Decidimos a veces suspender el tratamiento por la discriminación”, dijo Iacono y agregó que en el interior del país es mucho más complicado el acceso a los medicamentos. Además pidió que se trabaje en conjunto para resolver estas cuestiones y poder tener un acceso a la salud sin violencia.
1794761_10205094069062055_2384216006788245543_n
Por otra parte, Alan Otto Prieto contó el recorrido de la organización a la que pertenece y las problemáticas que se le presentan como joven trans: “Todavía con una Ley de Identidad de Género, con una gran cantidad de propuestas y un montón de militancia por parte de las organizaciones, sigue existiendo maltrato y discriminación en los hospitales”. La ley propone una salud integral y “el sistema médico tiene que estar capacitado y poder garantizar los tratamientos, ya sea hormonas o cirugías”.

Claudia Vásquez, habló de la transformación de los contenidos y el lugar que se le habilita a “los otros” para discutir las realidades desde adentro y sobre todo en el ámbito académico: “Esta facultad nos dio el lugar a los que no teníamos voz, nos habilitó un lugar para hablar y discutir estas cuestiones que siempre habían permanecido ocultas”. También mencionó la importancia de los avances desde el 2003 a la fecha y la participación que tienen otros actores que antes no aparecían dentro de la esfera de lo público: “Celebro este lugar y la critica a seguir trabajando con nosotras desde las diferentes y diversas formas”.

Por último, Julieta Calderón, como representante de la Federación Argentina LGBT, mostró su preocupación por el difícil acceso a la salud que tienen las personas trans y expuso varios proyectos en los que se ocupa la organización para poder garantizar los derechos a estas personas mediante convenios con hospitales y capacitando a los profesionales. A su vez, enumeró datos parciales de encuestas realizadas en base a la educación social integral e hizo especial hincapié en la formación conservadora en la especialización ginecológica al atender a las personas gays, lesbianas y transexuales.

Fuente: http://www.perio.unlp.edu.ar/node/4692

Son jóvenes y decidieron afrontar los estigmas de vivir con el VIH

Un grupo de jóvenes contó cómo es vivir con el VIH, sus miedos iniciales, el cambio y su batalla para informar y derribar mitos. Fue durante el IV Encuentro Nacional de Jóvenes y Adolescentes Positivos, en San Juan.
Por Favio Cabrera – Diario De Cuyo http://www.diariodecuyo.com.ar/home/new_noticia.php?noticia_id=642099

Decidieron que contar sus historias podía servir para informar y aportar su granito de arena para derribar mitos y estigmas que arrastran desde que fueron diagnosticados. Seis jóvenes de distintos lugares del país que viven con VIH contaron cómo se enteraron de que eran positivos y cómo decidieron afrontar desde entonces sus vidas. Lo hicieron en el IV Encuentro Nacional de Jóvenes y Adolescentes Positivos, que cerró ayer y se hizo en San Juan. Participaron más de 100 jóvenes, de 17 a 30 años y de 14 provincias distintas, además de Ecuador, Paraguay y Uruguay.

El encuentro fue organizado por la Red Argentina de Jóvenes y Adolescentes Positivos, Jóvenes Positivos San Juan y el Ministerio de Desarrollo Humano. Fueron talleres y debates cerrados (no participó público en general) y como no todos los jóvenes están preparados para contar sus casos a la opinión pública, es que suelen hacerlo a quienes llaman ‘visibles’, es decir, chicos que ayudan a otros difundiendo las acciones de la Red. ‘Con los debates y talleres sobre derechos humanos o cuestiones legales creo que hemos dado un paso muy importante en San Juan en cuanto a mejorar la calidad de vida de los jóvenes con VIH’, dijo Carlos Fiorentino, de Jóvenes Positivos San Juan.

‘Es movilizante escuchar a estos chicos y su lucha por no ser discriminados. Este encuentro fue un espacio de contención’, apuntó el ministro de Desarrollo Humano, Daniel Molina.

diario Cuyo octubre 2014

GENERACIÓN POSITIVA

Todos los miércoles un grupo de chicos y chicas de la Red de Jóvenes y Adolescentes Positivos (Rajap) se reúne para comunicarse y conocerse, para paliar los baches en prevención, concientizar sobre la adherencia a los tratamientos y también para la formación de una comunidad con herramientas para pensar la salud y las políticas sanitarias. ¿A quién le hablan las campañas? ¿Por qué las personas que viven con VIH quedan fuera del discurso de la buena salud?

Por Pablo Pérez
Entre las primeras apariciones del sida en los medios, además de que se lo llamaba “la peste rosa”, recuerdo una tapa de la revista Humor: “PAN DULCE Y SIDA”. Yo todavía era seronegativo pero esa tapa, que me hizo reír por varias semanas, me quedó grabada para siempre. Me gustaría saber para la Navidad de qué año fue, porque esa tapa marcó un antes y después de mi conciencia sobre el sida. La cuestión es que aunque sabía que existía y que para prevenir había que usar preservativo, me infecté igual.

En la entrevista que aparece a continuación les pregunté a los chicos de Rajap por qué pensaban que fallaban las campañas de prevención. Me sorprendía que aún hoy personas informadas se siguieran infectando. Pero ya de regreso en casa, caí en la cuenta de que yo mismo, aun después de haber escuchado y leído sobre la importancia del uso del preservativo, a los veintitantos años revoloteaba alegremente por los backrooms. La mayoría de las veces no usaba forro, no me importaba lo que pudiera pasar. Lo empecé a usar a conciencia desde que, en 1990, me enteré de que estaba infectado, más que nada por proteger a mi eventual partenaire. O tal vez porque para ese entonces ya habían muerto algunos amigos y conocidos y ahí tuve la evidencia de la gravedad del asunto.

La primera vez que fui a un grupo de personas viviendo con vih, poco después de mi diagnóstico, salí espantado. Era en la fundación Aides, en París. El lugar me pareció sombrío, todos eran hombres, muchos estaban flaquísimos, con los pómulos salidos y las caras manchadas por sarcoma de Kaposi. También había una mesa deprimente con bebidas no alcohólicas y unas ramas de apio y salsitas. Ahí pensé: “Claro, ahora que soy seropositivo tengo que empezar a comer sano”. Ahí mismo, en Aides, hoy hay grupos de apoyo para barebackers, lo que antes del ’96, año en que se dio a conocer el cóctel de tres drogas, era impensable porque la ecuación era sida=muerte. Hoy sería VIH=tratamientos-antirretrovirales-y-sus-efectos-secundarios-de-por-vida.

tapagsoy

Nacidos y criados
Lejos de aquella sombría reunión en 1990, cuando entré en la oficina de Rajap, los chicos y chicas se veían tan vitales que me daban ganas de quedarme, pero el límite de edad es de 30 años. Ahora están armando un nuevo grupo para poder seguir cuando cumplan 31. La cita es en una amplia y luminosa oficina de un edificio antiguo al que se entra por Bartolomé Mitre 2815, un enorme portón de madera que se mimetiza entre los puestos de ventas callejeros. Allí se reúne todos los miércoles un grupo de chicos y chicas de la Red de Jóvenes y Adolescentes Positivos (Rajap). Cuando nacieron, el sida ya existía, y todos, excepto Sofía, que nació con vih, tuvieron su diagnóstico desde 2012 en adelante. “La idea es que los jóvenes viviendo con VIH vengan, se acerquen a charlar, tomen un mate –explica Matías Romero–. Lo principal es la contención, llegar, saber que no estás solo, que por ahí tenés un compañero al que le pasó lo mismo o algo parecido.”

¿Cuándo fue la primera vez que escucharon sobre VIH?

Matías R.: Yo tuve dos tíos que fallecieron por vih en los ’90. Cuando tuve mi diagnóstico me apareció todo ese fantasma familiar. Por no tomar el cóctel, fallecieron a los seis meses del diagnóstico. Yo tenía diez años y no entendía qué era.

Sofía: Yo iba al hospital y escuchaba que tenía vih, pero no sabía qué era. Empecé desde los tres años a tomar pastillas, tomaba 16 pastillas, a veces las vomitaba, porque era mucho para un cuerpo chiquito. Mi mamá trabajaba con un grupo de una iglesia evangélica que se llamaba Decídanse por la Vida, que hacía campañas. Eran bandas de rock. Yo desde chiquita repartía volantes que hablaban sobre vih. Mi mamá después se metió en otras organizaciones, mi casa estaba llena siempre de preservativos. Una vez –yo tendría unos diez años– le pregunté: “Che, ma, ¿yo tengo VIH?”. Le sorprendió que le preguntara. Ahí los cables de mi cabeza empezaron a hacer conexión, porque además tenemos muchos amigos de la familia que tienen VIH y ya son grandes, la mayoría se infectó por uso de drogas. Entonces yo digo: “Ah, como tal persona y como tal”. Lo tomé como supernormal, porque mi mamá también tenía VIH, las dos íbamos al médico, las dos tomábamos pastillas. Aparte, siempre me contaba historias para chicos, para explicarme lo que tenía, que era un bichito, que era malo y que las pastillas eran como soldaditos que los atacaban.

Pablo: En los ’90, la información que te daban era básica. En las clases de educación sexual venían de Johnson & Johnson a mostrarte un videíto y les daban toallitas a las mujeres y forros a los varones.

Matías R.: Muchos de nosotros crecimos en la etapa de los noventa y la ley de educación sexual integral se promulgó en 2006. Si hoy en día hay educación sexual (que sabemos que cuesta que haya), en esa época, si había algún tipo de educación sexual, primero que era binaria, biologicista, y no incluía la diversidad, se hablaba más del aparato reproductor femenino y masculino, o de que a tal edad te va a empezar a venir la menstruación o a tal edad vas a empezar a eyacular. Y si pertenecías a la comunidad lgbt mucho peor aún. Ni siquiera se podía llegar a hablar de las prácticas sexuales.

Hoy sigue infectándose gente. ¿Por qué piensan que no fueron efectivas, las campañas?

Matías R.: Creo que ninguno tuvo una campaña efectiva en el de rango de edad donde todos llegamos a entrar en contacto con el vih. Si no, capaz hubiésemos pensado de otra manera. Es como que tuvimos el conocimiento de esta clase de educación sexual en el colegio, en la que se hablaba sobre el preservativo y sobre los riesgos de no usarlo y nada más. También nos podíamos enterar del tema por una película o una serie, o por una imagen en algún panfleto, pero nada más. Y cuando nos infectamos, excepto Sofía, todos estábamos en esa edad en la que nos creíamos inmunes a todo. Si no tenés un buen respaldo de una campaña atrás, vos no te ponés a pensar en el momento de la situación de riesgo qué puede pasar, no sólo con el VIH, también con cualquier otra infección de transmisión sexual o con el uso de jeringas, de drogas o lo que sea. Por lo menos yo en aquel momento no tenía conocimiento tan profundo de eso.

Santiago: Me intriga hasta qué punto las campañas son funcionales. En mi caso, tuve toda la información siempre, no sé si la mejor, pero sí tuve una buena educación sexual, porque fui a colegios bastante progresistas. Entonces, para mí es una intriga por qué las campañas no funcionaron conmigo.

¿No funcionaron en el sentido de que decidiste no usar preservativos o se te pasó usarlo alguna vez?

Santiago: Le daba valor al preservativo pero igual tenía la intuición de que eso no me iba a pasar, de que eso estaba reservado para determinado grupo social, para determinados grupos de riesgo.

Matías R.: Creo que la mayoría de las campañas de cuando yo era adolescente estaban centradas en la prevención, que está muy bien, pero es lo mismo de lo que estamos hablando, del cambio generacional, de cómo se puede hablar de prevención cuando en realidad lo que se tiene que crear no es una prevención, sino una conciencia de salud frente al acto sexual. Yo creo que por ahí la mayoría de las campañas resolvían o entendían la sexualidad de una forma mucho más chica, resumiendo lo que es la sexualidad al coito, al momento de calentura, de coger, y hoy sabemos que la sexualidad se construye de una forma mucho más amplia. Y ninguna campaña de cuando éramos adolescentes o jóvenes se encargó, por ejemplo, de sentar a una persona viviendo con vih y a una persona que no. Creo que si se lo hubiese planteado de esa forma integral se hubiese logrado comunicar un poco mejor. Pero para mí no se tiene que trabajar tanto en la prevención sino en la creación de un sujeto con conciencia de salud.

Eddy: El otro día me acordé de un libro del que estábamos hablando, Sida y poder, de Carlos Mendes. En una parte dice que las poblaciones han aprendido minuciosamente que el vih/sida está vinculado con la pobreza, la marginalidad, los promiscuos. Entonces si uno no se autodefine como marginal, como promiscuo, como usuario de drogas, puede pensar que no te va a pasar. Las campañas no están pensadas desde lo vivencial. Yo no recuerdo campañas sobre VIH/sida donde hable gente con VIH/sida que cuente cómo se vive con el VIH/sida o cómo se vive tomando la medicación.

Pablo: La prevención abarca a las personas sanas. El tema es: yo te prevengo, pero, ¿qué hacemos con las personas que tienen VIH? Yo lo siento de esa forma. Me acerqué a la Red porque no encontraba otro lugar donde tener la contención como persona viviendo con VIH. Pero en las campañas no te dicen que si tenés VIH, podés ir a tal grupo donde te vas a sentir contenido y vas a poder intercambiar experiencias para ver qué es lo que te pasa o lo que te pasó.

Martín L.: En la escuela teníamos una materia de educación sexual y cuando nos tocó hablar de VIH/sida… primero nunca me enteré de que había pastillas. Era “si tenés sida, te morís”. Incluso nosotros hicimos una campaña con la profe en el colegio, yo estaba en el polimodal, tenía quince años. Era un cortometraje donde yo era el protagonista, se trataba de un chico que tenía VIH y estaba enamorado de una chica. Pasaban tres meses y el chico se moría.

Matías R.: De este grupo de pares se generan las actividades que hacemos como red, y muchas veces surgió hacer actividades de prevención. Y me han encontrado a mí, que a veces no tengo formas tan pedagógicas para decirlo, diciéndoles: “Chicos, nosotros ya tenemos VIH, tenemos que buscar la forma de crear actividades para nosotros, para nuestra comunidad, crear ese sentido de pertenencia”. Creo que del otro lado, del lado de la sociedad civil no infectada (podríamos llamarla así), hay un fuerte sentido de pertenencia de lo que es la salud. Y por ahí nosotros estamos en la etapa de crear sentido de pertenencia a esta población, a esta comunidad, y nos cuesta mucho también romper ese estigma de que nos vinculen… Yo soy gay desde que tengo memoria y no me considero un homosexual promiscuo, ni un gay o puto promiscuo, o la forma identitaria que se le quiera poner. Estoy a favor de ir sanándolo por dentro de cada persona, es muy muy personal. Por otra parte, sería muy importante que se difundiera que existe la profilaxis post exposición. A mí me pasó que no sabía lo que era y es fundamental que se conozca. Ante una situación de riesgo hay que acudir al centro de salud más cercano para que el médico le diga lo que tiene que hacer.

Además de los encuentros de los miércoles, ¿qué otras actividades realizan?

Matías M.: El año pasado se creó la comisión de asuntos legales y tenemos diferentes consultas, por temas de discriminación laboral y despidos. Muchas veces los chicos piden la notificación laboral, que es notificar en sus trabajos que tienen VIH, porque ya lo contaron y tienen miedo de que se corra la bola y pueda ser un motivo de despido. También estamos luchando como organización para poder quitar el test de VIH de los exámenes preocupacionales. Ya hay un proyecto de ley. Otras de las consultas que recibimos son sobre las falencias del acceso al tratamiento en el sistema privado, tanto en las obras sociales como en las privadas.

Matías R.: También en el sistema público están lejos de cumplir con la atención básica. Algunas personas que trabajan en el sistema de salud contribuyen a crear más burocracia. Si a una persona le das la medicación a tiempo, sin que tenga que hacer colas larguísimas, seguramente mejore la adherencia al tratamiento. El 50 por ciento de las personas infectadas no tiene ninguna cobertura médica y se atiende en el sistema público. Si bien están creadas las estructuras legales para que las personas seropositivas tengan acceso a los tratamientos, el país es muy grande y el sistema de salud depende de factores distintos. Están los gobiernos municipales, los gobiernos provinciales y también es decisión de la autonomía de los municipios llevar a cabo alguna acción respecto del VIH. No es lo mismo retirar la medicación acá que retirarla en Córdoba o en Neuquén, o hacerse el test, que incluso en Buenos Aires también se demora un montón.

¿Alguno de ustedes eligió no tomar la medicación?

Matías R.: Nosotros tenemos todos los años un taller que se llama Adherencia a la Vida, que es algo inamovible de nuestro cronograma de cada año. Lo creó Mariana Iacono, que fue la fundadora de la Red. Es el momento en que nos sentamos y empezamos a contar qué nos pasa con la medicación, el que no toma medicación en ese momento puede llegar a decirlo. Consideramos que la adherencia al tratamiento tiene que ver con la adherencia a la vida y desde la organización no avalamos ningún tipo de postura disidente, más allá de que cada uno puede hacer lo que quiera.

¿Qué tienen preparado para el Encuentro Nacional de Jóvenes Positivos?

Matías R.: Será el 4, 5 y 6 de octubre, en San Juan. La idea es reunir a cien jóvenes y adolescentes de todo el país, vamos a seguir en general la línea de trabajo del año pasado. Abrimos un buzón de sugerencias para ver sobre qué temas querían charlar en el encuentro. El año pasado hablamos de derechos humanos, de las leyes que nos amparan como personas viviendo con VIH. Todavía hay chicos que no son visibles en provincias donde todavía hay mucha discriminación. En Misiones, donde fue el primer encuentro, creamos la comisión de diversidad, para garantizar la participación de las comunidades que vemos flojas. Varones heterosexuales, a los que históricamente en la respuesta al VIH cuesta mucho visibilizarlos, personas trans, trabajadoras sexuales, y adolescentes, que por ahora hay muy pocos. Queremos invitar a las organizaciones que trabajan con derechos humanos a que se actualicen en la información sobre VIH/sida y que incorporen nuestras terminologías. Todos trabajamos por lo mismo, contra la discriminación. En general se trabaja mucho en la prevención y muy poco en el apoyo de personas viviendo con VIH. Esto no quiere decir que no hagamos prevención. Pero más allá de todas las actividades que realizamos, lo principal es el grupo de pares.

http://www.pagina12.com.ar/diario/suplementos/soy/1-3645-2014-10-03.html

Facebook: Red Argentina de Jóvenes y Adolescentes Positivos

jovenespositivos@gmail.com

Estamos de festejo

10370418_861351883875979_1245318573915633633_nHoy amanecimos con más de 2000 Me Gusta en nuestra fanpage.
Más de 2000 ganas de transformar la realidad en la que vivimos con respecto al VIH/sida.
Más de 2000 cabecitas con ganas de informarse, aprender y replicar información a otras personas.
Más de 2000 ganas de ayudar.
Más de 2000 abrazos para compartir.

Estamos de festejo amigxs! Más de 2000 infinitas gracias!

https://www.facebook.com/pages/Red-Argentina-de-Jovenes-y-Adolescentes-Positivos/266606923350481

Culminó el “IV Encuentro Nacional” de la Red Argentina de Jóvenes y Adolescentes Positivos

Los días 4, 5 y 6 de octubre en la ciudad de San Juan se dio lugar al cuarto encuentro de la Red Argentina de Jóvenes y Adolescentes Positivos (RAJAP). Más de cien jóvenes y adolescentes de toda la Argentina y países de la región compartieron experiencias de vida y se capacitaron para ser agentes de cambio.

Luego del arribo de todos los colectivos provenientes de 15 provincias, el sábado 4 al mediodía en conferencia de prensa en el Centro Cultural “Eva Duarte”, dieron la bienvenida a las y los jóvenes positivos, el Dr. Alberto Stella, Director de ONUSIDA para el cono sur; el Dr. Carlos Falistocco, Director Ejecutivo de Sida y ETS del Ministerio de Salud de la Nación; Joaquín Cortés, Director en la Subsecretaría de Juventud del Ministerio de Desarrollo Social de la Nación; Daniel Molina, Ministro de Desarrollo Humano y Promoción Social de la Provincia de San Juan; y Eduardo Camus, Director de Política para la Equidad y Desarrollo Social también de la Provincia de San Juan; a quienes se les sumaron Matías Alejandro Romero y Carlos Fiorentino quienes entonces fueran los Coordinadores Nacionales de la red. 10420426_690556527679149_4367194797201328651_n

Como cada año, las y los adolescentes y jóvenes se reunieron para capacitarse y compartir las experiencias de vida, fortaleciendo sus estrategias para la respuesta al VIH y promoviendo el empoderamiento entre pares. En esta oportunidad dedicaron gran parte de las jornadas a la elaboración del Estatuto de la organización, debatiendo y votando acerca de las que a partir de ahora, serán las bases organizativas de la RAJAP. También se compartieron los trabajos locales de cada provincia y el balance de actividades 2013/2014; tuvieron capacitaciones en incidencia política por parte de los coordinadores nacionales, Derechos Humanos y leyes que amparan a las personas con VIH a cargo de la Dirección de Sida y ETS del Ministerio de Salud de la Nación y se informaron sobre los programas de capacitación del Ministerio de Trabajo; además de conversar sobre sexualidad, estigma y discriminación.
10409076_10201807757315669_2054858335610450615_n
Más tarde, las y los chicas y chicos de la RAJAP, tuvieron un diálogo Intergeneracional con el activista Hernán Aguilar, quien trabaja en respuesta a la temática hace más de 20 años con quien compartieron un momento cargado de energía, emoción y esperanza. Mariana Iacono, fundadora de la red, abrazó y contuvo una vez más en el tradicional taller de “Adherencia a la Vida” donde cada una y cada uno de las y los jóvenes deja sus miedos, sus angustias y barreras para juntar fuerzas y apoyarse mutuamente en este camino compartido.

El último día, las y los adolescentes y jóvenes eligieron a quienes serán sus Coordinadores Nacionales en el período 2014/2015. Diego Caputo de Rosario (Santa Fe), Nadia Tevez de Quilmes (Pcia. de Buenos Aires) y Martín Rosa de Córdoba serán los representantes de esta organización que reúne a casi 300 jóvenes con VIH de todo el país. 10593221_973703859326091_5161945431291395985_n

Cabe destacar el buen recibimiento por parte de quienes fueron anfitriones del Encuentro, el grupo de Jóvenes Positivos de San Juan, quienes también organizaron días antes una capacitación para comunicadores sobre el uso correcto del lenguaje para el tratamiento del VIH y el sida en los medios.

La RAJAP es una red de jóvenes y adolescentes viviendo con VIH en la franja etaria de 14 a los 30 años. Fue fundada en el año 2010 y surge a partir de la necesidad de un espacio de pares creado por y para las y los jóvenes. Su misión es generar un espacio de participación e intercambio para las y los adolescentes y jóvenes que viven con VIH/sida, donde se encuentre apoyo y contención de sus pares; promoviendo el empoderamiento, para acceder al ejercicio integral de sus derechos y así mejorar su calidad de vida.

Capacitación a periodistas sanjuaninos

La Red Argentina de Jóvenes y Adolescentes Positivos –RAJAP- y Jóvenes Positivos San Juan –J+SJ-, invitó a comunicadores, periodistas y estudiantes avanzados de periodismo a participar de la capacitación en “Lenguaje correcto para el abordaje de prensa en poblaciones de jóvenes y adolescentes que viven con VIH”. La charla se llevó a cabo el pasado jueves 2 de octubre en la Sala de Prensa del 2°piso del Centro Cívico de San Juan. En la misma se contó con un panel de expertos en la temática de VIH/sida.

La iniciativa tuvo como principal objetivo Ofrecer recomendaciones para el tratamiento periodístico correcto de temas relacionados al VIH y sida.
10527726_10203425515451738_6982983612604038612_n

La capacitación se enmarca dentro de las actividades preparatorias del próximo “IV Encuentro Nacional de Jóvenes y Adolescentes Positivos” que se realizará en la provincia de San Juan y pretende dar herramientas a los comunicadores para poder acceder a entrevistas y testimonios de los participantes custodiando las reservas amparadas por la Ley 23.798 (Ley Nacional de sida).

La actividad contó con el apoyo y promoción del Gobierno de San Juan, Ministerio de Desarrollo Humano y Promoción Social y Dirección de Políticas para la Equidad y Desarrollo Social de San Juan, Ministerio de Salud y Programa Provincial de Sida, Subsecretaría Nacional de Juventud, Dirección Nacional de sida y ETS y ONUSIDA.

Capacitación: “Lenguaje correcto para el abordaje de prensa en poblaciones de jóvenes y adolescentes que viven con VIH”.

Capacitación: “Lenguaje correcto para el abordaje de prensa en poblaciones de jóvenes y adolescentes que viven con VIH”.

San Juan 2014

La Rajap es un ejemplo de intenso trabajo entre jóvenes y adolescentes con Vih para acompañar y contener a otros que lo necesitan.

En pocos días vamos a vivir esos momentos más hermosos y esperados en el año, el Encuentro Nacional, espacio donde aprendemos de las experiencias ajenas y nos llenamos de fuerza para volver a nuestras ciudades a trabajar por los que aún nos necesitan.

10608843_10205043117104530_1134351417_n

Palpitando el IV Encuentro Nacional

Organizando los preparativos de lo que será nuestro IV Encuentro Nacional nos reunimos con Joaquín Cortes, de la Subsecretaría N de Juventud , su equipo y parte del Área de Derechos Humanos de la Dirección Nacional de Sida y enfermedades de transmisión sexual.

Agradecemos el apoyo que vienen realizando desde hace años para nuestra organización, comprendiendo que el empoderamiento y el acceso a la información son claves para bregar por un país con juventud capacitada para reducir progresivamente valores morales antiguos que alimentan el estigma y la discriminación.

Palpitando el IV Encuentro Nacional, todo un equipo trabajando en distintos lugares del país para hacerlo posible.10347535_852520948092406_1432986409000967638_n

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.